La pandemia de COVID-19 continúa entregando sucesos increíbles, como la dualidad en la historia de Laura Ward, una mujer de Reino Unido que dio a luz mientras estaba en coma por coronavirus.

Oriunda de Wigan, Ward enfermó de COVID-19 mientras estaba embarazada de su hija Hope, pero su salud empeoró tan drásticamente que tuvo que ser sedada para una cesárea de emergencia a las 31 semanas de embarazo, más de dos meses antes de su fecha de parto.

Hope nació con un peso de 1 kilo 600 gramos en el Royal Bolton Hospital. Aunque pasó más de un mes en neonatología, actualmente goza de buena salud.

John Leece, esposo de Ward, estaba tranquilo con el avance de Hope; sin embargo, tenía una nueva preocupación, su esposa entró en coma después del parto.

¿Cuánto tiempo estuvo Ward en coma?

Después de siete semanas de incertidumbre, Laura Ward despertó del coma. La primera imagen que vio quedará grabada por siempre en sus recuerdos, la pequeña Hope, a quien no recordaba haber traído al mundo.

"Abrí los ojos para ver a Hope en la cama conmigo, pero no podía mover ninguna parte de mi cuerpo", recordó Laura, de la localidad de Tyldesley. 

"Todo lo que pude hacer fue sacudir y asentir con la cabeza", agregó.

 Laura fue sometida a una traqueotomía y era alimentada por una sonda. Pasaron semanas antes de que pudiera hablar y tuvo que aprender de nuevo a hacer las cosas más básicas.

"Intenté con todas mis fuerzas levantar los brazos, pero no pude. Fue frustrante porque no podía hablar, tampoco mover los brazos ni las manos, por lo que era imposible escribir nada de lo que quería decir", contó la madre al Manchester Evening News.

"Tuve que aprender a alimentarme, a cepillarme los dientes, todas las cosas que aprendes cuando eres un niño pequeño", añadió.

¿Cómo vivió John el coma de Laura?

John, de 37 años, recuerda que fue difícil asimilar que su esposa no despertaba, pero no bajó los brazos; constantemente se comunicaba con Laura por FaceTime sin la certeza de que ella podía escucharlo.

Leece se refería a su bebé como “la niña”, debido a que esperó hasta que Ward despertara para poder elegir su nombre juntos. Además, capturó todos los momentos que Laura se perdió de sus otros hijos en un álbum.

"Vino a verme todos los días con Hope y ha estado trayendo a William cuando puede y a nuestros hijos Lexi y Josh, que se quedan mucho tiempo con nosotros cuando no están en casa de su madre", recordó Ward.

“Me perdí su primer día en la guardería y las primeras semanas de Hope, su primer baño y ese tipo de cosas. Pero John me dice que no me preocupe, ya que ella solo duerme, hace caca y bebe leche...", dijo.

Pero ahora, después de todas las complicaciones, Ward vive feliz junto con su esposo, hijos y la pequeña Hope, que fue bautizada con ese nombre porque la familia nunca perdió la esperanza de que Laura despertaría.

Foto del avatar

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario