Estado de emergencia en Carolina del Norte por falta de combustible anuncia gobernador

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, declaró el estado de emergencia en la entidad debido a la escasez de combustible generada tras el ataque cibernético a la empresa Colonial Pipeline.

La Noticia ha recibido reportes de Cauley, Charlotte y algunas ciudades de Carolina del Sur, en donde hay desabastecimiento de combustible.

Mediante la Orden Ejecutiva Nº 213 del gobernador, se levantan una serie de reglas y penalidades a los vehículos que transporten combustible en caso de emergencia a lo largo de Carolina del Norte o que se dirijan a otros estados afectados.

La medida ordena que no interpongan ciertas penalizaciones a los vehículos que transporten "gasolina, diesel, combustible para aviones y otros productos refinados del petróleo en Carolina del Norte" cuando estén apoyando esfuerzos de auxilio ante la escasez de combustibles.

La medida exime a estos vehículos de algunas normas vigentes relacionadas con:

  • Ciertas restricciones en el peso y tamaño de vehículos y carga.
  • Tasas por exceso de peso.
  • La solicitud de un permiso temporal de viaje y el pago de los $50 de tasa.
  • El requisito de presentar una declaración de impuestos trimestral sobre el combustible.
  • Registro de autotransportistas intraestatales contratados y verificación de que los vehículos estén asegurados; sin embargo, se debe contar con los límites de aseguramiento requeridos.

"Los vehículos exentos deben presentar documentación suficiente para establecer que sus cargas se utilizan para proporcionar asistencia directa apoyando los esfuerzos de auxilio de emergencia",

dice la orden ejecutiva.

También gozarán de las exenciones los no participantes en el Plan de Registro Internacional de Carolina del Norte y Acuerdo Fiscal de Combustible Internacional.

Sin embargo, la medida no levanta las normas que:

  • Prohíben un peso del vehículo mayor al máximo estipulado por el fabricante o que llegue a las 90 mil libras de peso bruto.
  • Prohíben que el peso del eje tándem exceda las 42 mil libras y el peso del eje simple exceda 22 mil libras.
  • Limitan que se excedan los 12 pies de ancho y los 70 pies de largo del vehículo.
  • Ordenan los banner que señalan sobrepeso, largo y ancho o banderas rojas.

La medida permanecerá en efecto durante 30 días o el tiempo que dure la falta de suministro de combustibles desde la compañía distribuidora Colonial Pipeline. Si la emergencia se resuelve antes de los 30 días, entonces se levantará la orden emitida.

Te puede interesar:

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario