Más de un millón de estudiantes de Carolina del Norte comenzaron su curso escolar 2021-2022.

Tal cantidad de estudiantes no acudían a las escuelas desde marzo de 2020. Pero no dejó de ser un primer día de clases atípico.

Las mascarillas en casi todas las personas dentro de las escuelas y diferentes protocolos invitan a los estudiantes a mantener la distancia.

Cynthia Mack, maestra de la escuela primaria Conn, ubicada en Raleigh, señaló que “tuvimos que idear algo creativo para saludarnos. Chocar los 5 en el aire”.

“Es realmente genial ver a los estudiantes regresar para su primer día del curso escolar”, añadió la educadora.

De esta forma comenzó el año escolar mientras la variante Delta se expande peligrosamente por todo el estado.

“Esperábamos regresar en circunstancias un poco mejores que el año pasado”, dijo Gabriel Chidester para ‘The News&Observer’.

"Pero estamos listos y preparados para un nuevo curso. Estamos emocionados de ver lo que sucederá este año", añadió el director del Conn.

El gobernador del estado, Roy Cooper, no hizo obligatorio el uso de mascarillas en todas las escuelas, aunque es recomendado por las autoridades.

En 87 de los 115 distritos escolares, es decir en un 77 %, se tendrán que usar mascarillas.

Otros 28 distritos se encuentran en áreas rurales y representan a un 15 % de los estudiantes del estado.

"Este año, con la mayoría de nuestros estudiantes regresando a clases, esperamos tener una apertura algo normal”, explicó Chidester.

“Nuevamente con las precauciones de salud y seguridad como nuestra principal prioridad", agregó.

Cathy Moore, superintendente del Condado de Wake, aseguró que “nuestro objetivo es honrar y nutrir el entusiasmo y sueños de los estudiantes”.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Diez consejos para el regreso a clases para estudiantes y padres

¿Cómo se informará a padres de familia sobre brote de COVID-19 en las escuelas?

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario