Keith Raniere, el exlíder de la secta NXIVM, recibió la orden de pagar $3.5 millones a 21 de sus víctimas, quienes quedaron con cicatrices luego de que el esclavista sexual las sellara con metal caliente.

El monto ordenado por el juez de un tribunal federal de Brooklyn aspira cubrir intervenciones quirúrgicas para que las víctimas de tráfico sexual se libren de las cicatrices.

De momento, se desconoce si Raniere dispone de los medios para pagar el monto ordenado por el juez, destinado también a cubrir los costos del tratamiento de salud mental y trabajo no remunerado de las víctimas.


Te puede interesar:

Además, el juez ordenó devolver las fotografías de desnudos y otro material embarazoso usado por Raniere para extorsionar a las mujeres víctimas de los delitos perpetrado en una organización secreta dentro de la compañía NXIVM.

Las marcas infligidas a las víctimas simbolizaba que las mujeres eran esclavas sexuales de Raniere, un hombre que algún momento llegó a ser considerado un gurú de la autoayuda a través.

Raniere compareció por video desde una prisión en Arizona, donde cumple con una condena de 120 años de cárcel delitos de tráfico sexual y trabajo forzoso.


Te puede interesar:

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter. La Noticia produjo esta nota con información de The Associated Press (AP).

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario