Erik Cowie, el famoso cuidador de zoológico de la serie de Netflix, “Tiger King”, murió a los 53 años.

El pasado 3 de septiembre, las autoridades encontraron a Cowie en un inmueble de Nueva York luego de que un amigo reportó que lo halló boca abajo en un dormitorio.

Cowie vive en Oklahoma. Se desconoce qué hacía en Nueva York. Aunque en el departamento no se encontraron drogas, se espera un informe de toxicología.

Tiger King apareció en el reality show como uno de los cuidadores de los animales de Joe Exotic. Luego de que Joe fue encarcelado, Erik Cowie se quedó con sus felinos en el Parque de Animales Exóticos Greater Wynnewood.

Tiempo después, Cowie declaró que Joe Exotic abusó y mató a varios de sus animales.

A principios de este año, Cowie fue detenido por DUI en Oklahoma por estar involucrado en un accidente automovilístico. Erik se declaró culpable y el día que iba recibir su sentencia, no acudió a su audiencia.

Su apariencia y sus dientes torcidos provocaron que la gente comenzara a rumorar que utilizaba metanfetamina. Sin embargo, negó el rumor y dijo que el aspecto de sus dientes se debía a su edad. 

Cowie admitió en el pasado que tuvo problemas de alcoholismo y según TMZ, declaró que se encontraba "al final de [su] cuerda" con su alcoholismo antes de encontrar a Joe Exotic.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario