Dormir profundamente protege de padecer Alzheimer
Es por eso que durante el sueño profundo, el cerebro parece eliminar los productos de desecho. Son estos lo que aumentan el riesgo de enfermedad de Alzheimer.

Estudios demuestran que existe una relación entre el sueño profundo y la demencia, particularmente, el Alzheimer. Es por eso que durante el sueño profundo, el cerebro parece eliminar los productos de desecho. Son estos lo que aumentan el riesgo de enfermedad de Alzheimer.

"Hay algo en este sueño profundo que ayuda a protegerte", dice Matthew Walker, profesor de neurociencia y psicología en la Universidad de California, Berkeley.

Estudios muestran que en la etapa profunda del sueño, cuando los sueños son raros y el cerebro sigue un latido lento y constante, es cuando se reducen los niveles de beta-amiloide y tau, dos características distintivas de la enfermedad.

La falta de sueño está vinculada a problemas de Alzheimer y demencia

La investigación se produce después de décadas de observaciones que vinculan la falta de sueño con problemas a largo plazo de memoria, dice Walker. "Ahora estamos aprendiendo que existe una relación significativa entre el sueño y la demencia, particularmente la enfermedad de Alzheimer".

La evidencia más fuerte involucra el sueño profundo, asegura. Es en ese momento cuando la temperatura corporal desciende y el cerebro comienza a producir ondas eléctricas lentas y rítmicas.

El equipo de Walker estudió a 32 personas de 70 años que habían participado en un estudio del sueño que buscaba las ondas eléctricas lentas que señalan el sueño profundo. Ninguno de los participantes tuvo problemas de memoria.

Los científicos utilizaron escáneres cerebrales para controlar los niveles de beta-amiloide en cada participante durante hasta seis años. Los resultados se publicaron en la edición del 2 de noviembre de la revista Current Biology.

Las personas que duermen poco tienen más compuestos tóxicos en el cerebro

Otros estudios han encontrado que la falta de sueño profundo está asociada con niveles más altos de tau. Este forma ovillos tóxicos dentro de las células cerebrales de las personas con Alzheimer.

Los científicos tienen algunas ideas sobre por qué el sueño profundo parece reducir tanto el beta-amiloide como la tau.

En 2013, un estudio histórico de ratones descubrió que sus cerebros encendían una especie de lavavajillas durante el sueño.

"Así que cosas como la beta amiloide, que están implicadas en la enfermedad de Alzheimer, parecen eliminarse más rápidamente del cerebro cuando un animal está dormido que cuando está despierto", dice Laura Lewis, profesora asistente de investigación biomédica en la Universidad de Boston .

Paulina Martinez

Escritora de profesión y vocación. Especialista en temas de estilo de vida, blogger y amante de los viajes. pmartinez@lanoticia.com

Deja un comentario