La unidad de comunicaciones de emergencia del condado de Wilson participó en represalias ilegales al despedir una trabajadora que fue acosada sexualmente.

Por tal motivo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó al condado de Wilson, en Carolina del Norte.

Según un comunicado de prensa, Jennifer Riddle comenzó a trabajar como aprendiz para Comunicaciones de Emergencia del condado de Wilson en 2017.

Y pronto fue acosada sexualmente por el subdirector de la agencia.

La presentación dice que Riddle se quejó del acoso y una investigación corroboró sus afirmaciones, lo que provocó el despido del director asistente.

Después del despido, dice la demanda, Riddle comenzó a experimentar hostilidad por parte de su supervisor y compañeros de trabajo.

Posteriormente fue despedida por sus nuevos jefes.

Ron Hunt, gerente asistente del condado de Wilson, dijo que el condado no haría ningún comentario sobre la demanda.

Las autoridades federales sostienen que las acciones del condado violan el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964.

Dicho artículo no solo prohíbe la discriminación del empleador por motivos de sexo, raza, color, origen nacional y religión.

Sinos también represalias contra los empleados por participar en actividades protegidas por la ley.

Riddle presentó un cargo por discriminación ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo.

Luego de infructuosos esfuerzos de conciliación, la EEOC remitió el cargo al Departamento de Justicia, según el comunicado de prensa.

La demanda busca requerir que la unidad de comunicaciones de emergencia desarrolle e implemente políticas que eviten represalias.

También busca una compensación para Riddle por los daños que sufrió por la presunta represalia.

Con información de Associated Press.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Tras casos de acoso sexual multan a Fox News por $1 millón

Exdirectivo del FBI acosó sexualmente a 8 mujeres

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario