Aprenda a reconocer cuándo es momento de desechar una mascarilla N95 y por cuánto tiempo la puede reutilizar para una óptima protección.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, CDC, dicen que los trabajadores de la salud pueden llevar una misma mascarilla N95 hasta cinco veces. Pero los expertos afirman que la frecuencia con la que una persona puede ponérsela depende de cómo la use.

Utilizar la misma mascarilla para ir al supermercado, por ejemplo, es muy distinto que hacerlo durante toda una jornada laboral.

La cantidad de tiempo que se lleva puesta una mascarilla es más importante que la frecuencia con la que se usa, apuntó Richard Flagan, que estudia las mascarillas y los aerosoles en el Instituto de Tecnología de California.

En general, recomienda limitar el uso de una N95 a unos dos o tres días. ¿La razón? Cada vez que se respira dentro de una de estas mascarillas, las partículas se acumulan en ella, explicó Flagan, añadiendo que esto podría dificultar la respiración si ha atrapado ya muchas partículas.

"Están degradando el rendimiento de la mascarilla", dijo Flagan.

Además, la banda elástica podría desgastarse y no ajustarse tan bien al rostro, o podría ensuciarse o mojarse, especialmente si se usa mientras se hace ejercicio.

Si nota alguno de estos cambios en su mascarilla, es hora de dejar de utilizarla, aunque solo lo haya hecho por unas horas. Y dado que las N95 no pueden lavarse, deberían tirarse una vez no sean aptas para su uso.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario