Una mujer de San Francisco, California, fue arrastrada por un tren BART luego de que la correa de su perro se atoró en la puerta provocándole la muerte.

Amy Adams, de 41 años de edad, era el nombre de la víctima del extraño accidente con la correa de su mascota que le causó la muerte en el tren.

Testigos del accidente dijeron que Adams se encontraba esperando el tren BART en la estación Powell Street.

La Oficina del Médico Forense de San Francisco informó que la mujer perdió la vida al caer a las vías del tren.

Adams tenía la correa amarrada a la cintura, cuando llego el tren abordó con su perro, pero de pronto se bajó a saludar a alguien.

Fue cuando las puertas se cerraron con la correa atorada en las puertas y fue arrastrada hasta caer en las vías y morir.

La mujer quería trasladarse a la estación de Dublín/Pleasanton cuando sucedió el fatal accidente.

Mike Sim, uno de los testigos que vio el incidente, dejó claro que todo fue muy rápido y traumático.

'Todo el mundo estaba en shock, fue bastante traumático.'

Tras el accidente, Sim corrió con uno de los trabajadores del tren para que lo detuvieran.

'Tienes que detener el tren de Dublín que acaba de salir de Powell Street porque hay alguien atascado en la puerta, dijo. 

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB), ya se encuentra realizando las investigaciones del percance.

El perro de Adams se quedó todo el tiempo dentro del tren mientras su dueña era arrastrada.

Otra usuaria recogió al animal y se lo entregó a los familiares de la víctima.

Daniel González

Periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García en México y con 17 años de experiencia. Amante de los viajes y las historias que de ellos emanan. Un buen libro, una buena película...

Deja un comentario