Todavía anda suelta la cobra venenosa que se escapó en un vecindario de Raleigh, Carolina del Norte.

Los vecinos de Brittany Woods, cerca de Leesville Road, amanecieron por segundo día con la advertencia de que el animal venenoso está libre.

La cobra cebra fue vista por última vez en Sandringham Drive en el noroeste de Raleigh, según una advertencia emitida por la policía el martes a la 1:30 am.

Y aunque algunos reportes apuntan a que fue vista por la noche, no pudieron capturarla.

La policía registró una casa en 6917 Chamonix Place, donde viven Keith y Rebecca Gifford.

Una cuenta de Facebook asociada con el nombre de Keith Gifford muestra varias fotos de serpientes que dice son propiedad de su hijo, Christopher.

Christopher Gifford tiene más de 460 mil seguidores en su cuenta de TikTok.

En una de sus publicaciones, afirma que tiene una cobra cebra de 7 pies de largo.

Gifford ha publicado fotos de otras serpientes, incluida una mamba verde, que lo mordió el pasado mes de marzo y lo llevó de emergencia al hospital.

A las autoridades locales les preocupa que la cobra pueda escupir a los ojos de alguna persona que pueda encontrarla.

El veneno del animal provocaría que el sistema nervioso de la víctima se apague.

"Esta especie de cobra no suele morder. Es más probable que rocíen su veneno, son muy precisas y van directo a los ojos", dijo la veterinaria Salina Locke.

La policía recomienda llamar al 911 de inmediato si ve la cobra y no se acerque a ella.

Cabe destacar que la ley de Carolina del Norte dice que no es ilegal tener serpientes venenosas, siempre y cuando el propietario tenga un recinto a prueba de fugas.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

¡Alerta! Cobra venenosa se escapa en un vecindario de Raleigh

Sujeto sobrevivió de milagro a la mordedura de una serpiente venenosa que tenía como mascota

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario