Un cliente se tomó una cerveza en un restaurante en Cleveland, pero al retirase dejó una propina de 3,000 dólares que pidió compartir entre los cuatro empleados que laboraban al momento.

El restaurante Nighttown cerrará voluntariamente debido a que la pandemia de COVID-19 afectó sus ventas. Antes de eso tuvo una experiencia inusual.

El generoso cliente entró al restaurante el domingo y pidió una cerveza. Su cuenta fue de 7,02 dólares, pero al salir pagó y le deseó lo mejor al propietario del lugar, Brendan Ring. Al mismo tiempo le pidió que compartiera la propina con los cuatro empleados que laboraban en ese momento.

Ring relató una vez que el hombre se fue descubrió “que había dejado la enorme cantidad de 3,000 dólares”. Agregó que fue tras él y le dijo que "sin duda nos veríamos cuando reabramos”.

Ring dijo que no publicaba el nombre del comensal porque cree que él no lo habría deseado.

El dueño dijo que él y sus empleados estaban “humildemente agradecidos por este gesto increíblemente bondadoso y maravilloso”.

"Increíble pero simbólico el tipo de gente de calidad que hemos conocido en Nighttown", relató el dueño en su cuenta de Facebook.

 

Desarrollado por La Noticia con información de AP.

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario