Ningún estado de todo el país ofrece más comodidades para los conductores de automóviles que Carolina del Norte.

La Oficina de Estadística de Transporte estima que el 87 % de los viajes diarios se realizan en vehículos personales, cifra que se ha incrementado durante la pandemia.

El transporte público vio reducido el número de usuarios debido al temor por contagiarse del COVID-19, provocando un aumento del 9 % en la venta de automóviles durante el primer trimestre de 2021.

Los conductores pasan anualmente un promedio de más de 310 horas en la carretera, con un estimado de gasto de $1,400 por conductor.

WalletHub publicó su informe sobre las mejores y peores ciudades del país para conducir, comparando las 100 más grandes de en 30 métricas clave.

El conjunto de datos varía desde los precios promedio de la gasolina hasta las horas anuales que pasan en el tráfico y los talleres de reparación de automóviles per cápita.

La calidad de las carreteras es otro factor importante en lo agradable que es la experiencia de conducción.

Bajo este escenario, la ciudad más amigable para los conductores es Raleigh, que tuvo una calificación total de 67.52 puntos.

Carolina del Norte es claramente el estado que ofrece las mejores condiciones, ya que colocó a 3 ciudades entre las 5 mejores y a 5 dentro de las primeras 15.

Greensboro fue tercera en la clasificación con 66.01 puntos, seguida por Winston-Salem en la cuarta posición con 65.62 unidades.

Más atrás, en el casillero 14, apareció Charlotte (60.62), mientras que Durham ocupó el lugar 15 con 60.56 tantos.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

¿Cuántas horas se trabajan en Carolina del Norte? Una de las cifras más altas del país

Durham, la séptima ciudad con las mejores condiciones para el mercado inmobiliario del país

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario