El bebé recibió atención médica, pero no resistió las heridas. (Foto: WXXV)

Un intento de detención terminó en tragedia cuando un bebé perdió la vida debido a las heridas que sufrió cuando la policía de Mississippi abatió a su padre, un sospechoso de homicidio, informaron este martes las autoridades.

Eric Derell Smith, de 30 años, viajaba con su bebé de meses cuando la policía lo encontró después de que una investigación por doble homicidio en Lousiana, lo señalara como el principal sospechoso de los asesinatos.

Christopher De Back, oficial mayor de la policía de Biloxi, informó que Smith fue abatido con un disparo y que  a pesar de "los esfuerzos del personal médico, el niño falleció como resultado de las lesiones sufridas”.

La Oficina del Sheriff de East Baton Rouge detalló que la cadena de asesinatos comenzó en Baker, Louisiana, el pasado lunes, cuando Eric le disparó a su exnovia, Christin Parker, de 32 años, y a Brandon Parker, de 26,  sobrino de la mujer.

Tras el homicidio, Smith huyó con su bebé hacia el este a bordo de  un Nissan Altima azul. El niño vivía con su madre , aseveró una portavoz del alguacil.

Tras recibir un llamado para informar que Smith había cruzado a Mississippi por la Interestatal 10, la policía de Biloxi comenzó la persecución y, en la milla 40, "el sospechoso se metió en el césped y se quedó atascado" alrededor de las 3:00 p.m., de acuerdo al comunicado de De Back.

"Cuando el sospechoso salió del vehículo, se hicieron disparos. Se prestó atención médica al sospechoso, pero murió como resultado de las lesiones sufridas. El menor sufrió heridas y fue trasladado a un centro médico local para recibir tratamiento", comentó De Back.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario