No todas las telas son efectivas
El uso obligatorio de las mascarillas ha creado un crecimiento en la oferta de las mismas. Pero el material es igual de importante que su uso.

No todas las telas de las mascarillas son igual de efectivas para evitar la propagación del COVID-19. El uso obligatorio de las mascarillas ha creado un crecimiento en la oferta de las mismas en distintos materiales. Ahora puedes conseguir este accesorio en tiendas de todo tipo, incluyendo las marcas de moda. Y aunque usar una mascarilla del material que sea puede parecer suficiente para protegerte, los expertos recomiendan materiales específicos, cantidad de capas, así como el ajuste y funcionalidad ideal.

Las mascarillas, son un uso 100% recomendado

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) ha recomendado el uso de mascarilla para frenar la propagación del COVID-19. Y dado que las mascarillas de uso médico deben reservarse a los trabajadores de la salud, el Centro ha dado las recomendaciones para hacer una mascarilla en casa o bien comprar una de tela.

Dado que las partículas de Coronavirus son muy pequeñas y pueden quedar suspendidas en el aire, hay muchas telas que dejan pasar aire a través de ellas. Por esta razón el CDC recomienda utilizar dos capas de algodón 100% como el que se utiliza en la elaboración de sábanas y camisas.

Materiales para una mejor filtración

Investigadores del Laboratorio Nacional de Argonne y La Universidad de Chicago tomaron una gran variedad de materiales para realizar pruebas de filtración. Los estudios arrojaron que combinar materiales y capas ofrece el mejor resultado. Entre los mejores materiales de filtración que encontraron el estudio se encuentra el algodón, la seda, el chiflón, la franela y algunos materiales sintéticos

Las capas no deben de ponerse simplemente una sobre la otras sino que es importante lograr un equilibrio entre la filtración y transpirabilidad. Es importante poder respirar cómodamente a través de la mascarilla ya que si ésta no es suficientemente porosa la respiración se hará por los lados.

Y lo más importante es que un mal ajuste podría echar abajo todos los esfuerzos de protección. La mascarilla debe ajustarse cómodamente pero cubrir completamente la nariz, boca y barbilla y no debe restringir la respiración. Tampoco se debe tocar la parte frontal de la mascarilla. Después de usarse se debe lavar con agua y detergente de ropa para destruir cualquier virus.

Paulina Martinez

Escritora de profesión y vocación. Especialista en temas de estilo de vida, blogger y amante de los viajes. pmartinez@lanoticia.com

Leave a comment