El gobernador Roy Cooper ordenó que todas las banderas de Estados Unidos y de Carolina del Norte en las instalaciones estatales se mantengan en media asta, en honor del sargento Javier Jaguar Gutiérrez, quien perdió la vida durante un ataque en Afganistán. El sargento Gutiérrez, quien nació en Jacksonville, Carolina del Norte, estaba asignado en Fort Bragg antes de su asignación al 3er Batallón, del 7o Grupo de Fuerzas Especiales en la Base de la Fuerza Aérea Eglin en Florida.

En su homenaje, las banderas permanecerán a media asta desde hasta la puesta del sol .

Estamos agradecidos por el servicio del sargento Gutiérrez, y nuestras oraciones están con sus seres queridos y todos quienes están de luto, dijo el gobernador Cooper.

El ataque

Según las autoridades, se llevó a cabo un operativo en la provincia de Nangarhar en Afganistán, cuando las fuerzas estadounidenses fueron sorprendidos por un infiltrado.

Los informes actuales indican que un individuo con uniforme afgano abrió fuego contra la fuerza combinada estadounidense y afgana con una ametralladora, aseguró en un comunicado el coronel Sonny Leggett, portavoz del Ejército estadounidense en Afganistán.

En el ataque perdieron la vida dos soldados estadounidenses de origen latino, además, otros uniformados resultaron heridos. Según reportes de prensa igualmente nueve soldados afganos fallecieron.

El sargento de primera clase Javier Jaguar Gutiérrez de 28 años, y el sargento de primera clase Antonio Rey Rodríguez, también de 28 años, murieron en el ataque, de acurdo con el Departamento de Defensa.

El presidente Donald Trump viajó por la noche a la Base Dover de la Fuerza Aérea, en Delaware, para presentar sus respetos a los dos soldados latinos caídos.

Rodríguez, quien es originario del estado de Nuevo México y Gutiérrez fueron promovidos póstumamente al rango de sargento de personal y galardonados con la Estrella de Bronce y el Corazón Púrpura.

Segundo latino caído

El fallecimiento del sargento Javier Jaguar Gutiérrez, es el segundo incidente fatídico en Afganistán donde está involucrado un soldado latino de Carolina del Norte en lo que va del .

El sargento Ian Paul McLaughlin y el cabo primero Miguel Ángel Villalón perdieron la vida por un aparato explosivo atribuido al Talibán, mientras realizaban operaciones de combate en la región de Kandahar, cuando apoyaban la llamada operación centinela de la libertad, parte de la Misión de Apoyo de la OTAN.

El sargento McLaughlin y el cabo Villalón fueron paracaidistas asignados a la División de Transporte Aéreo Número 82, con sede en Fort Bragg.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Leave a comment