Más bebés nacidos en el condado de McDowell podrían sobrevivir su primer año y vivir una vida más saludable si sus madres recibieran atención médica antes del embarazo a través de la expansión de Medicaid, de acuerdo con un nuevo informe realizado por la organización NC Child.
Según el estudio, uno de cada tres latinos (28.3 %) aseguraron que no pudieron encontrar atención médica oportuna debido a los elevados costos de los servicios de salud.
A nivel general, una de cada cinco mujeres en edad reproductiva (entre 19 y 44 años) en todo el estado no cuentan con seguro médico, más de la mitad de los cuales (alrededor de 175,000) caen en la brecha de cobertura de seguro de salud, es decir, sus ingresos son demasiado altos para calificar para Medicaid y demasiado bajos para pagar por atención médica privada.
Hay muchos factores que contribuyen a la mortalidad infantil, comolas condiciones ambientales, económicos y sociales de las comunidades donde viven los padres pueden jugar un papel muy importante, pero la salud de las mujeres es también un fuerte factor de futuros resultados del nacimiento. Las mujeres sin seguro son más propensos a tener problemas de salud crónicos, incluyendo la diabetes, la obesidad, la hipertensión, condiciones que contribuyen a los nacimientos prematuros y a bebés con bajo peso al nacer, las dos principales causas de mortalidad infantil en Carolina del Norte.
“Si queremos reducir la mortalidad infantil, tenemos que hacer un mejor trabajo en proporcionar a sus madres con acceso a un seguro médico antes de quedar embarazadas”, dijo Michelle Hughes, directora ejecutiva de NC Child.

A nivel local
En el condado de McDowell, el 23 % de las mujeres en edad de procrear no tienen seguro y muchos de ellos caen en la brecha de cobertura de seguro de salud. En 2014, el 9.4 % de los bebés McDowell nacieron con bajo peso al nacer, y el 14.5 p% había nacido prematuro, poniéndolos en riesgo de problemas de salud.
Por cada 1,000 niños nacidos vivos en Carolina del Norte, siete mueren en su primer año de vida.

Disparidades étnicas
El informe muestra las disparidades raciales y étnicas marcadas significan bebés indioamericanos y afroamericanos en Carolina del Norte tienen más probabilidades de morir antes de cumplir su primer año de vida que los bebés blancos. Aunque las tasas de mortalidad infantil han disminuido, la brecha de mortalidad infantil entre los bebés afroamericanos y blancos en Carolina del Norte es más ancha hoy que en 1988. Por otra parte, las tasas de mortalidad de los niños latinos e indioamericanos han empeorado en los últimos años.
Cerrar la brecha de cobertura de seguro médico proporcionaría unas 175,000 mujeres en edad reproductiva con seguro de salud, lo que les permitiría obtener el tratamiento oportuno de las enfermedades crónicas que tienen un impacto negativo en la salud de sus bebés.
Según analistas, la brecha de cobertura en los seguros de salud fue creada cuando el gobernador del estado, Pat McCrory, se negó a ampliar el programa de Medicaid bajo la ley de protección asequible. Esta decisión dejó sin cobertura a personas cuyos ingresos son demasiado altos para calificar para Medicaid y demasiado bajos para tener derecho a los subsidios federales.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Leave a comment