Luego de subirse a lo más alto del podio en el Gran Premio de Hungría, el piloto inglés, Lewis Hamilton exigió a pilotos y dirigentes de la Fórmula 1 que hicieran más actos de solidaridad en la lucha contra el racismo.

Hamilton volvió a hincarse en protesta de la equidad racial, algunos de sus compañeros le hicieron segunda, pero otros optaron por quedarse de pie.

Como en las dos carrera pasadas de la F1, se suponía que los pilotos se juntarían previo a la ceremonia del himno nacional portando playeras con la leyenda “End Racism”. Valtteri Bottas y Sebastian Vettel fueron algunos de los que le hicieron segunda a Hamilton y se arrodillaron.

Lewis Hamilton y los que se arrodillaron tuvieron que ponerse de pie cuando empezó el himno nacional por respeto al país sede.

“Definitivamente no hay suficiente apoyo para ello. Desde el punto de vista de un piloto, muchas personas parecen ser de la opinión de que ya lo hicieron una vez y no lo volverán a hacer. No sé sus motivos para esa postura”, dijo Hamilton. 

"Todo lo que puedo decir es que no están haciendo lo suficiente. Creo que en última instancia, las personas aún piensan que no es importante. No creo que se esté tomando en serio. Creo que quizás hay personas que no han crecido lidiando con el tema del racismo y no lo entienden", añadió.

El piloto inglés es el único de raza negra de la categoría y ha conquistado la Fórmula 1 en seis ocasiones.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario