Fue un junio de 1983 cuando, al mirar el cielo, super que abrirse paso a las lunas y a las estrellas era posible aun siendo mujer.

Ellen Ochoa nació el 10 de mayo de 1958 en Los Angeles, California. Se crió junto a sus cuatro hermanos en La Mesa, cerca de San Diego. Luego de que sus padres se divorciaran durante la década del 70, perdió contacto con su familia paterna. No obstante, siempre estuvo consciente del regalo de sus abuelos paternos oriundos de Sonora, México: su latinidad.

Fue su madre quien la inspiró a insertarse en el mundo de las ciencias y las matemáticas tras observar cómo, desde que tenía un año de edad, tomaba una o dos clases al año en Negocios y Biología mientras su niña crecía, de acuerdo con Mujeres con Ciencia. 

El 1980 la joven mujer se graduó con una licencia en Ciencias Físicas de la Universidad Estatal de San Diego. Luego la Universidad de Stanford la becó para que completara su maestría en la institución, donde la obtuvo en 1981. Luego de cuatro años de intenso estudio se graduó con un doctorado en Ingeniería Eléctrica.

En cuanto se graduó se convirtió en la Jefa de la División de Investigación AMES de la NASA en el Área de Tecnología de Sistemas de Inteligencia, donde supervisó a 35 ingenieros y científicos.

Mientras todavía cursaba sus estudios doctorales envió una solicitud a la NASA para que la admitieran en el programa de entrenamiento de astronautas. La rechazaron en cinco ocasiones hasta que, en 1990, fue aceptada. Sin embargo, no fue hasta 1994, 1999 y 2003 cuando orbitó la tierra desde el espacio hasta convertirse en la primera latina en pisar las estrellas.

En su legado continúan remanentes los rastros del esfuerzo. Sin embargo, también de la pasión y del triunfo cuando hasta lo imposible es posible.

La Noticia redactó esta nota con información de Mujeres con Ciencia.

Luis Méndez

Luis Joel Méndez González es un integrante del Google News Initiative Fellowship este 2020. Fue parte del ProPublica Emerging Reporters, así como integrante de los Latino Reporters de la Asociación...

Deja un comentario