Charlotte – Un estudiante latino culminará sus estudios el 12 de junio como el cadete con la más alta condecoración en la historia del programa militar de la Secundaria Rocky River.

El cadete-teniente y coronel, Asael Salinas, es el comandante del batallón “Army JROTC” o Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva Junior del Ejército de la escuela.

El JROTC es un programa federal patrocinado por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en escuelas secundarias y algunas intermedias del país.

Asael cuenta con una larga lista de logros, entre ellos la Beca de la Asociación de Oficiales Militares de América y la Legión de Valor con la medalla de Cruz de Bronce por Logro.

El premio es uno de los principales reconocimientos para cadetes en la nación, y sólo uno se entrega por cada 4,000 cadetes inscritos dentro de un comando JROTC del Ejército.

El joven de 17 años nació en Port Chester, Nueva York, pero ha vivido en Charlotte la mayor parte de su vida junto a sus padres originarios de El Salvador, sus tres hermanos y sus abuelos maternos.

Futuro promisorio

En el otoño Asael ingresará a la Universidad Duke, donde estudiará dos carreras a la vez, Economía y Estudios Comparativos Internacionales, además de obtener un título en coreano. La meta de Asael es convertirse en un embajador o un funcionario experto en economía extranjera.

Duke me dio una beca de $70,000 que es para estudiantes de bajos recursos. Estoy muy emocionado, no puedo creer que lo haya logrado y que me paguen todos mis estudios”, comentó el joven a La Noticia. “Esta universidad es la número ocho en el país y es difícil entrar, pero gracias a Dios lo logré y me siento listo”, añadió.

Este joven obtuvo todos esos honores por su dedicación y sus altos resultados académicos, que lo llevaron a ubicarse tercero en su clase. Asael es el segundo en graduarse de secundaria en su familia. Su hermana mayor, nacida en El Salvador, se graduó en abril de la Universidad Wingate.

Asael (der), se gradúa el 12 de junio como el tercero de su clase, y con la condecoración militar más alta en la historia de la Secundaria Rocky River. Cortesía.

Un chico muy enfocado

Asael manifestó sentirse afortunado de nacer en este país y poder obtener becas para ir a la universidad. “Tengo una amiga que no nació aquí y tuve que ayudarle a conseguir becas. Es triste no poder ir a la universidad por no tener papeles”, comentó.

Él es un chico muy particular. Dice que no escucha música, que prefiere ver películas en Netflix y que le encanta leer, por lo que tiene en su habitación una gran biblioteca de los libros de historia y ficción que ha leído. Dijo que además asiste a su iglesia por lo menos tres veces en la semana.

Espero hacer una maestría y trabajar para ayudar a mi familia. También quisiera regresar a la escuela para ayudar a otros estudiantes y animarlos y vean que todo es posible si intentan buscarlo”, mencionó el joven.

Leave a comment