La tuberculosis es una infección producida por una bacteria llamada Mycobacterium Tuberculosis y de acuerdo a las estadísticas presentadas por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para el se habían registrados 9,028 casos. Un factor para el reaparecimiento de la enfermedad, es el movimiento anti-vacunas.

Si tenemos un grupo cada vez más grande de personas sin la vacuna, la preocupación surge porque el CDC tiene estimado que existen 13 millones de personas con la llamada Infección de Tuberculosis Latente (ITL).

Esta ITL ocurre cuando una persona inhala la bacteria y la misma entra al cuerpo y es combatida por el sistema de defensa del organismo manteniéndola en una especie de estado aislado, donde la persona no presenta síntomas y tampoco transmite la enfermedad a otras personas.

Contagio

La tuberculosis se transmite por contacto directo mediante el aire y ello ocurre cuando una persona infectada tose, estornuda o canta, por lo que reparte la bacteria a través de las micro gotas de saliva que salen de la boca.

Cuando el receptor inhala estas bacterias, las mismas pasan por las vías respiratorias donde se multiplican y en otras ocasiones adicionalmente pueden pasar al torrente sanguíneo y afectar otros órganos tales como los riñones, la columna vertebral y el cerebro.

También existe otro tipo de tuberculosis llamada Bovina que se da en las vacas producida por el Micobaterium Bovis, donde la leche de vaca está contaminada. Si es bebida por el ser humano sin pasteurizar puede padecer de la enfermedad.

Síntomas

Con respecto a la sintomatología de la Tuberculosis está descrito lo siguiente:

  1. Fatiga.
  2. Pérdida de peso.
  3. Tos intensa que dura más de tres semanas.
  4. Tos con expectoración con sangre.
  5. Fiebre.
  6. Escalofríos
  7. Sudores nocturnos lo cual es un signo bastante típico de ésta enfermedad.

Población de riesgo

Existen personas que por sus condiciones previas conforman el grupo de riesgo tales como son los niños que no reciben la vacuna de la tuberculosis al nacer, personas con problemas de desnutrición, los pacientes con VIH, los pacientes inmunosuprimidos que reciben quimioterapia, radioterapia o tratamiento con esteroides a largo plazo, diabéticos, personas que se drogan por vía endovenosa y los que reciben trasplantes de órganos.

La vacuna es la mejor prevención

La medida más importante es la vacunación de los niños, la cual desde hace mucho tiempo ha dado grandes resultados en los países donde se aplica de manera obligatoria.

Dr. Carlos G. Cruz H.

Médico y columnista de semanarios en New York, New Jersey, Delaware, Pennsylvania, Connecticut, Texas, Florida y California. Conductor de “Mente, Cuerpo y Alma” wtcradio.net, canal 2, los viernes...

Leave a comment