Una de las razones por las cuales las personas fracasan es por su tendencia a tomar atajos. El atajo es un desvío del camino para llegar a una meta en el menor tiempo posible, lo cual puede sonar bien, pero lo cierto es que hay cosas en la vida que no necesitan hacerse apresuradamente.

La paciencia no es como la comida rápida, sino cómo una cena para el Acción de Gracias. Si has servido una cena de Acción de Gracias con el menú de un restaurante de comida rápida, esta columna no es para ti.

Impaciencia y atajos

Existe una conexión directa entre la impaciencia y los atajos. Tomar atajos en la vida es una manifestación externa de una realidad interna.

Proverbios 21:5 dice: Los planes bien pensados y el arduo trabajo llevan a la prosperidad, pero los atajos tomados a la carrera conducen a la pobreza.

Un principio bíblico que he aprendido para superar mi impaciencia es el siguiente: No puedes hacer mucho para acelerar las bendiciones que Dios te otorga, pero puedes hacer muchísimo para que éstas se tarden.

La gran verdad es que la manera más rápida de que una bendición para nuestra vida tarde es una mala actitud. Esto nos hace decir cosas como: ¿Por qué me casé con él?, ¿por qué Dios no me bendice?, ¿por qué mis hijos no se portan como los demás niños?, ¿por qué mi compañero tuvo un acenso y yo no?

Peligros de la impaciencia

En más de veinte años como ministro, he visto muchas personas fracasar en las siguientes áreas como consecuencia de la impaciencia:

Relaciones

La soledad puede afectarte. Entiendo que mantenerse soltero(a) es algo muy difícil mientras ves como tus amigos se casan. Pero una relación apresurada puede ser devastador para tu vida. Si te sientes muy solo(a) adopta una mascota, pero no apresures el amor.

Finanzas

No existe una estrategia para hacerse rico de inmediato. Los estudios muestran que la gran mayoría de las personas que ganan la lotería pierden todo su dinero en poco tiempo. Invertir dinero en estructuras piramidales, o no saber administrar tu dinero, puede destruir financieramente tu vida dejándote sin un centavo.

Cambios inmediatos

La tentación de dejar algo que no te ha salido bien es real. Ten cuidado de huir de una situación que se ve externa a ti, cuando en realidad es interna. No importa para donde huyas, el problema te seguirá. Sólo el poder de Dios te sostendrá; por lo tanto ten paciencia.

Cómo desarrollar la paciencia

Subyacente a la paciencia está el deseo de control. La razón por la cual tomamos atajos y terminamos en el fracaso es que siempre afirmamos que lo sabemos todo, y la verdad es que no.
Deja que Dios tome el control. Nos vamos a encontrar con las siguientes realidades en la vida:

  • Hay cosas en la vida que nunca podrás cambiar. Por lo tanto déjalas atrás.
  • Existen cosas en la vida que cambiarán lentamente. Por lo tanto, ten paciencia.
  • Seguramente, hay cosas en la vida que necesitan ser cambiadas de inmediato. Por lo tanto, ten el valor para cambiarlas.

La solución es tener el discernimiento espiritual para saber qué es lo correcto.

Roger Hernández

Consejero familiar y motivacional, autor de 14 libros sobre la familia. Para preguntas o comentarios escriba a: rhvidaministries@gmail.com

Leave a comment