Lydia Jacoby le dio a Estados Unidos una medalla de oro en los 100 metros estilo pecho, superando a su compañera y campeona defensora, Lilly King.

Jacoby, de solo 17 años, era la primera nadadora de Alaska en llegar al equipo olímpico de natación. Ahora, volverá a Seward — una ciudad con 2,773 habitantes — con una medalla de oro, luego de tocar la meta con un tiempo de 1 minuto, 4.95 segundos.

La sudafricana Tatjana Schoenmaker terminó en el segundo puesto con 1:05,22, mientras que King aportó a la cuenta de preseas de Estados Unidos al colgarse el bronce con tiempo de 1:05,54.

El sorprendente triunfo de Lydia Jacoby rescató una jornada decepcionante para Estados Unidos, que solo acumulaba un par de bronces hasta que la adolescente saltó a la piscina del Centro Acuático.

Jacoby iba tercera a mitad de la competencia, detrás de Schoenmaker y de King. Pero con un ritmo incesante, rebasó a King y superó a la sudafricana en las últimas dos brazadas.

Viendo la pantalla con incredulidad, Lydia Jacoby se dio cuenta de su hazaña cuando Schoenmaker ingresó a su carril para abrazarla. Después fue turno de recibir las felicitaciones de King como la nueva reina del estilo pecho en Estados Unidos.

Con información de AP

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario