Un joven que conducía a alta velocidad en un auto robado chocó contra la patrulla de un policía estatal de Carolina del Norte, causando que chocara contra un árbol durante una persecución, dijeron las autoridades.

El incidente ocurrió por la Interestatal 40 oeste cerca de Harrison Avenue.

Un policía intentó detener al joven conductor de un Hyundai que viajaba a 25 mph por encima del límite de velocidad de 60 mph, según un comunicado de prensa de la Patrulla de Carreteras del Estado de Carolina del Norte.

El policía descubrió que el Hyundai fue robado y encendió las luces y las sirenas del crucero para detener al conductor.

Sin embargo, el conductor de Hyundai no se detuvo y comenzó una persecución.

“Después de varias vueltas, el vehículo sospechoso chocó contra un vehículo de patrulla en Nowell Drive cerca de NC 54, lo que hizo que se saliera de la carretera hacia la izquierda y golpeara un árbol”, dice el comunicado.

El conductor de Hyundai también perdió el control y se estrelló después de golpear el crucero de la policía.

El policía estatal sufrió heridas leves y estaba previsto que lo revisaran en un centro médico.

Dos jóvenes varones que viajaban en el Hyundai no resultaron heridos y se encuentran bajo custodia.

No hay más información disponible debido a las edades de los involucrados, según el comunicado.

Cindy Sánchez

Graduada de Millersville University de Pensilvania donde estudió periodismo y relaciones públicas. A Cindy le encanta leer y escribir sobre la cultura pop e historias locales.

Deja un comentario