De acuerdo con un abogado del Departamento de Justicia el gobierno emitirá una orden sobre el asilo a los niños migrantes. Esto, a la luz de una directriz de salud pública que impide que extranjeros soliciten asilo en las fronteras del país.

Brian Stoltz dijo a un juez federal que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) emitirán la orden que revisará una política que Biden emitió en febrero y que exime de la prohibición de solicitar asilo a los menores migrantes que cruzan solos la frontera.

Stoltz no ofreció más detalles sobre los próximos lineamientos al hablar durante una audiencia sobre una demanda que el estado de Texas presentó. Texas busca hacer obligatorio el cumplimiento de una norma aplicada por Trump para expulsar rápidamente a los migrantes durante la pandemia del coronavirus.

El abogado del gobierno dijo que la nueva orden de los CDC dejará sin razón de ser a los argumentos presentados por Texas. No dio explicaciones y el portavoz de los CDC, Tom Skinner, afirmó que la agencia “no tiene nada que agregar en este momento”.

La situación actual del asilo de niños

En una orden de tres párrafos del 11 de febrero los CDC eximió a los niños migrantes que cruzaron la frontera sin compañía de un adulto de la orden ser expulsados a México hasta “la próxima reevaluación de salud pública”. En su demanda, Texas alega que la justificación del gobierno no es suficiente.

Te puede interesar: 127 migrantes murieron en la frontera de Arizona en primer semestre de 2020; junio el mes más letal

En vista de las altas tasas de vacunación contra el COVID-19 hay presiones al gobierno para que levante la orden de salud pública por ser temporal vinculada a la pandemia. Si bien las autoridades eximen a los menores sin compañía, a casi todas las familias y adultos se les niega la posibilidad de pedir asilo.

The Associated Press reportó el año pasado que el entonces vicepresidente Mike Pence ordenó a los CDC utilizar poderes de emergencia para sellar las fronteras del país. Desestimó la opinión de los propios científicos de la agencia, que aseguraron que no había evidencia de que dicha medida frenaría los contagios de COVID-19.

Retirar la prohibición podría animar a más personas a viajar a las fronteras de Estados Unidos. La agencia de la ONU para los refugiados reportó el mes pasado que Estados Unidos nuevamente se volvió el principal destino para solicitantes de asilo en 2020, con 250,000 pedidos, más del doble del segundo destino, Alemania.

Texas, el punto de mayor actividad de cruces fronterizos ilegales, busca una orden de los tribunales que obligue al gobierno federal a desistir de lo que el subsecretario estatal de Justicia Aaron Reitz describió como una “nula aplicación” de la prohibición de asilo. Reitz argumentó que la postura del gobierno de Biden “amenaza la salud y la seguridad de todos los texanos”.

El juez federal de distrito Mark Pittman, designado al cargo por Trump, cuestionó a Stoltz sobre el momento de la nueva orden. Pittman no dio un fallo respecto a la solicitud de la orden, pero dijo que dará a conocer su decisión “tan pronto como pueda”.

Desarrollado por La Noticia on información de AP.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario