58 casos de COVID-19 reportados en un hogar de ancianos en Moore
(Foto: Archivo)

Es oficial: familiares y amigos pueden volver a visitar a sus seres queridos que viven en hogares de ancianos en el estado de Carolina del Norte.

Para hacerlo, deberán seguir algunas pautas aún vigentes.

"Sé que ha sido un año largo y difícil para los residentes y las familias”, dijo la Dra. Mandy K. Cohen, secretaria del NCDHHS.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte dijo este jueves 4 de marzo que los casos en las instalaciones de enfermería y de cuidados a largo plazo están "disminuyendo rápidamente”.

Vacunación, la clave para permitir visitas en hogares para ancianos

Eso, probablemente debido al movimiento para vacunar al personal y a los residentes tan pronto como la vacuna ha estado disponible.

Según el estado, se han administrado más de 205,000 vacunas al personal de atención a largo plazo y a los residentes desde enero.

Y las vacunas continuarán en marzo.

"Las medidas (tomadas por la pandemia) salvaron vidas y ahora nos permiten reanudar las visitas seguras en interiores”.

"Si bien necesitamos continuar con las prácticas de prevención de infecciones, esta disminución también es una señal positiva del impacto que tienen las vacunas en nuestras comunidades".

Estrictas medidas para visitarlos

Los visitantes necesitarán cubrirse la cara con mascarillas para asistir a los hogares para ancianos.

Así como practicar el distanciamiento social durante las visitas.

Las instalaciones no deben haber informado de nuevos casos de COVID-19 en los últimos 14 días antes de permitir visitas.

Los visitantes deben comunicarse con la comunidad específica de su ser querido para obtener más información sobre las reglas y políticas.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario