Delia Jovel Dubon

Como la mayoría de los latinos que llegan a Estados Unidos, Geovani Campos Cano vino para salir adelante y ayudar a enfrentar la difícil situación económica que vivía juntos con sus padres y hermanos en Aguas Calientes, México, de donde es originario.

Cuando Geovani decidió emigrar siendo un joven de 18 años, él estaba tan empeñado en tener una vida diferente que se mentalizó que su viaje hacia una tierra para él desconocida en realidad sería una aventura. Geovanni asegura que para enfrentar ese enorme reto trató de no pensar en los obstáculos, sino en las oportunidades.

La educación abre puertas

Desde que se instaló en Estados Unidos su principal propósito fue trabajar y nunca pensó que estudiar podía ser era una opción para salir adelante, sin embargo, con el tiempo se dio cuenta que entre uno más sabe, más capacitado está para enfrentar la vida.

Hasta ahora con 27 años y siendo padre de familia me doy cuenta de la importancia y el valor que tienen los estudios para cualquier ser humano, afirma Geovani, quien ahora está convencido que desde que inició a estudiar en el programa de equivalencia de la secundaria (GED), ha visto grandes transformaciones en su vida e incluso en la dinámica con su familia.

He sentido grandes beneficios, siento que me desenvuelvo mejor, que reflexiono más sobre algunas cosas que antes ni siquiera pensaba y también siento que me expreso mejor. Por otra parte, confiesa que el hecho de estar estudiando y aprendiendo le ha permitido involucrarse más y mejor en el tiempo de estudio de sus hijos. Ahora hasta me piden que les ayudes en la tarea, ellos me consideran parte de la vida de ellos, me hacen preguntas, cosa que antes no sucedía.

Oportunidad de superación

Geovani, quien reside en el condado de Buncombe, dice que aunque le tomó tiempo decidir reiniciar sus estudios, cuando supo del programa GED ofrecido por El Centro Comunitario, lo vio como una oportunidad para empezar una nueva etapa de superación en su vida. He trabajado haciendo lo mismo los últimos 9 años y me gustaría profesionalizarme. Estudiar me ha dado la oportunidad de descubrir mis capacidades y de valorarme más como persona.

Después de casi 5 meses de estudio Geovani dice sentirse orgulloso de sí mismo, de sus avances académicos y personales y de su disciplina, ya que no ha dejado de asistir a las clases. También espera poder graduarse pronto y hacer de ese logro un ejemplo para sus hijos.

Geovani recomienda a las personas que anhelan darle un rumbo nuevo a su vida que aprovechen la oportunidad de estudiar el programa de equivalencia a la secundaria, ya que el hecho de ser impartido en español lo hace más accesible a todos.

Para más información sobre el programa GED en español de El Centro Comunitario, escriba a Delia Jovel Dubon a: delia.jovel@gmail.com

Leave a comment