Los cien Réquiem por las almas del purgatorio y los difuntos es una antigua oración que se ofrece hacia las personas que han muerto.

Escucha esta historia

El nombre proviene de la oración original en latín que se llama "Réquiem Æternam" y se traduce como "Descanso Eterno".

Esta oración alivian la purificación que atraviesan las almas del purgatorio y, a cambio, ellas interceden por los creyentes que rezan por ellas.

Oración por las almas del purgatorio: los cien Réquiem
(AP Photo/Wilfredo Lee)

Cien Réquiem: oración por las almas del purgatorio

Se utiliza un rosario común para hacer las oraciones. En total se dan dos vueltas al rosario para completar los cien réquiem.

En cada cuenta del rosario donde se reza el Padrenuestro, se mantiene la misma oración del Padrenuestro.

En las diez cuentas que siguen después del Padrenuestro, se dice la oración "Réquiem Æternam"

"Dales Señor el descanso eterno. Y brille para ellos la luz perpetua. Descansen en paz. Amén".

Luego de decir diez veces el Réquiem se dice la siguiente jaculatoria:

"Almas santas, almas purgantes, rueguen a Dios por nosotros, que nosotros rogaremos por ustedes para que Él les de la gloria eterna".

En total se hacen 10 repeticiones, dando un total de 10 Padrenuestros y 100 Réquiem.

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter.

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario