Fases de la Luna: ¿Cómo afectan al ser humano?
Los ciclos de la Luna parecen tener un importante efecto en los humanos.

Mucho se ha hablado acerca de cómo las fases de la Luna alteran el comportamiento humano. Varios estudios parecen confirmarlo, según BBC Future. La Luna ha maravillado a la humanidad desde el inicio de los tiempos y muchos aseguran que tiene una gran influencia en el ser humano a pesar de que se encuentra a 384,400 kilómetros de distancia de la Tierra.

De hecho, la palabra "lunático", persona que padece locura por intervalos, proviene del latín "lunaticus", que significa lunar. 

Hay creencias milenarias que la Luna llena puede acelerar el parto, aunque no hay evidencia científica de ello. Pero si existe evidencia de que la calidad del sueño varía a lo largo del ciclo lunar.

Lo mismo ocurre con evidencias de que el ciclo lunar aumenta la violencia entre los pacientes psiquiátricos o los reclusos. Hay estudios que sugieren que los delitos que ocurren en las calles o en entornos naturales suelen ser mayores cuando hay luz lunar.

El psiquiátra David Avery estudió atentamente los registros de las fases lunares y descubrió que los cambios de estados de ánimo y los patrones de sueño de algunos pacientes cambiaban según la atracción gravitacional de la Luna.

Incluso los ciclos de humor de algunos pacientes parecían sincronizados con la Luna, pero no tenía ningún mecanismo para explicarlo ni ideas sobre qué hacer al respecto.

La Luna tiene un gran efecto en el ser humano

Los ciclos de la Luna parecen tener un importante efecto en los humanos. Estos datos lo confirman:

  • La Luna afecta a la Tierra de varias maneras. La primera y más evidente es a través de la provisión de luz.
  • La fase de Luna llena sucede cada 29.5 días.
  • La Luna jugó un papel clave para que la vida se diera en la Tierra.
  • La atracción gravitacional de la Luna, es fundamental para que las mareas oceánicas que suban y bajen cada 12.4 horas.
  • La altura de esas mareas también sigue ciclos de aproximadamente dos semanas. Uno que dura 14.8 días y es impulsado por la atracción combinada de la Luna y el Sol. El otro ciclo es de 13.7 días y es impulsado por la posición de la Luna en relación con el ecuador de la Tierra.

Paulina Martinez

Escritora de profesión y vocación. Especialista en temas de estilo de vida, blogger y amante de los viajes. pmartinez@lanoticia.com

Deja un comentario