Durham- Un escuela de Durham aprobó una resolución a favor de los estudiantes indocumentados y sus familias.

La Junta Directiva de la Escuela Charter Maureen Joy (MJCS, por sus siglas en inglés) aprobó la semana pasada una resolución donde aclaran que la escuela protegerá la privacidad de sus estudiantes y familias, y no permitirá que ningún oficial migratorio o policial que no cuente con la documentación legal, requerida entren a la escuela o tenga acceso a los archivos de los alumnos.

“La comunidad de Maureen Joy debe tener la certeza de que la escuela toma muy seriamente su obligación de proveer un espacio seguro y confiable para educar a todos sus estudiantes”, dijeron en un comunicado enviado a La Noticia, el 19 de marzo. “La escuela ha dado pasos para asegurar que sus empleados estén preparados e instruidos en cómo responder apropiadamente a posibles situaciones de este tipo”.

La determinación fue tomada después de que el gobierno federal anunció su decisión de implementar medidas de inmigración y deportación más agresivas, lo que ha causado temor entre la comunidad latina.

Esta escuela funciona bajo la modalidad Chárter, es decir es una institución pública independiente creada y dirigida por padres, educadores, líderes comunitarios y empresarios de educación, que cumple con los mismos estándares establecidos por el Departamento de Educación estatal. Tiene 650 estudiantes, de los cuales el 54 %, es decir 351 son latinos, en su mayoría de primera generación, y 286 afroamericanos, es decir el 44 %.

 

 

 

Paola Jaramillo

Comunicadora Social y Periodista colombiana con más de dos décadas de experiencia en producción de televisión, comunicación organizacional y medios impresos. Su trabajo como editora y reportera ha...

Leave a comment