Funcionarios del condado de Cabarrus dieron a conocer detalles sobre una estafa virtual de la que fueron víctimas, con la cual perdieron 2.5 millones.

El condado tenía la intención de enviar el dinero a Branch and Associates, Inc., con sede en Roanoke, Virginia, el contratista de la construcción de la West Cabarrus High, una nueva escuela para el Distrito Escolar del Condado.

Los estafadores se hicieron pasar por representantes de Branch and Associates y enviaron a empleados de las Escuelas del Condado de Cabarrus y del Condado una serie de correos electrónicos que comenzaron .

Los estafadores hicieron una solicitud para cambiar la información bancaria de los proveedores de Branch and Associates. Proporcionaron al personal del condado nueva información bancaria, documentación aparentemente válida y aprobaciones firmadas. Los delincuentes luego esperaron a que el Condado transfiriera el próximo pago del proveedor. Después de que los fondos fueron depositados sin saberlo en la cuenta de los estafadores, fueron desviados a múltiples cuentas, reveló la investigación.

el Condado recibió una notificación por la falta de pago a Branch and Associates, fue allí que se descubrió la estafa.

El Condado notificó a SunTrust, el banco desde el cual se transfirieron los fondos, y también consultó con sus proveedores de seguros.

El condado había pagado 2.5 millones a los estafadores, pero se pudieron recuperar 776,518. Parte del saldo restante de 1.73 millones fue pagado a gracias a fondos de emergencia aprobados por la Junta de Comisionados de Cabarrus .

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Leave a comment