El tiempo de verano para muchos estudiantes es período de vacaciones. Por alrededor de tres meses, los hijos estarán en la casa, lo cual pudiera ser un dolor de cabeza para algunos padres, pero también puede ser una oportunidad para compartir en familia.

Planificar con tiempo puede ser esencial para tener una experiencia que satisfaga las necesidades de todos los miembros de la familia.

No hay que gastar grandes cantidades de dinero para poder disfrutar el verano, pero es recomendable identificar cuál es el presupuesto disponible para que se organicen actividades de acuerdo a ese presupuesto.

Por otro lado, como padres, no tenemos que planificar cada instante de la vida de nuestros hijos. Un tiempo de ocio es necesario para que ellos puedan desarrollar sus propios modos de entretenerse. A continuación, algunas recomendaciones para considerar.

Tener una actitud positiva

La manera en que asumimos una situación puede hacer una diferencia sustancial en cómo la vamos a vivir. Pensemos que las vacaciones de nuestros hijos nos permite compartir y disfrutar de un tiempo de familia que se hace difícil tener durante el tiempo de escuela por el ajoro de la vida cotidiana.

Involucrar a toda la familia

Para tener éxito en la planificación de las vacaciones, es importante que todos puedan participar en la toma de decisiones. Esto permitirá que se consideren las necesidades de todos los miembros de la familia y que tengan mayor entusiasmo en participar de las actividades.

Actividades en la comunidad

Durante el tiempo de verano, muchas comunidades ofrecen actividades al aire libre u otras actividades dirigidas a la familia y a los niños. Muchas de estas actividades son gratuitas, por lo que pudiera ser un alivio financiero.

Actividades que promuevan el aprendizaje

Las vacaciones pudiera ser un buen tiempo para enseñar a los hijos sobre ayudar a otros por medio de trabajos o servicios comunitarios. Estas experiencias ayudan a desarrollar destrezas sociales y de compasión hacia las necesidades de otros.

Conocer la red social de los hijos

Este puede ser un buen momento para desarrollar actividades con los amigos/as de sus hijos. Compartir con sus amistades les puede brindar un mayor conocimiento de sobre quiénes son y si hay alguna señal de alerta que pudiera preocuparle.

Otras opciones

También, pueden llamar a centros latinos de comunidad y/o iglesias para explorar si hay algún programa de campamento de verano para niños. Aunque algunos de ellos son por un corto tiempo, usualmente son libres de costo o a un bajo costo.

Estas actividades pueden ayudar a nuestros hijos a tener estructura mientras comparten con otros niños. Este espacio de tiempo de vacaciones puede brindarle muchas oportunidades que, si son utilizadas al máximo, puede ayudar a estrechar las relaciones con sus hijos. Para mayor información pueden llamar al 984-974-3795.

Mae Lynn Reyes-Rodríguez, Ph.D.

Mae Lynn Reyes-Rodríguez, Ph.D. Psicóloga Clínica e Investigadora Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill Departamento de Psiquiatría

Leave a comment