El Servicio Geológico de Estados Unidos informó de la presencia de un sismo alrededor de las 6:30 a.m. del martes 13 de diciembre, a unos 20 kilómetros al noroeste de Asheville. El sismo de magnitud 2.9 ocurrió a aproximadamente dos millas por debajo de la superficie.

No hubo informes inmediatos de daños o lesiones. El movimiento telúrico que se pudo sentir en el centro de Asheville, es el segundo que se ha podido percibir en el sector de las montañas de Carolina del Norte en siete días.

Un sismo de menor magnitud (2.1) fue detectado una semana antes, el martes 6 de diciembre, en la localidad de Lenoir.

“Temblores moderadamente dañinos golpean el interior las Carolinas cada pocas décadas, y los terremotos más pequeños se sienten aproximadamente una vez cada año o dos”, dice el sitio web del Servicio Geológico.

El sismo más fuerte que ha sufrido la región de las montañas -que incluye las montañas de Carolina del Norte, Tennessee, Georgia y partes de Carolina del Sur- ocurrió en 1916 cuando tuvo una intensidad de 5.1.

El terremoto más fuerte que ha afectado a las Carolinas ocurrió en 1886 en Charleston, Carolina del Sur, con una magnitud de 7.5 en la escala de Richter, el cual fue sentido tan lejos como Boston y las Bermudas. Dañó 2,000 edificaciones y causó daños por un valor de $6 millones, en aquel entonces.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Leave a comment