La boxeadora mexicana Alma Ibarra, vivió momentos de mucha tensión en plena pelea, al grado de implorar para que detuvieran el combate.

La púgil latina se encontraba enfrentando a Jessica McCaskill buscando los títulos unificados de peso welter. Lo que era una gran oportunidad para Alma se convirtió en una auténtica pesadilla.

Desde que comenzó el combate la campeona se mostró mejor plantada en el ring y muy superior a su rival en todo momento, conectando varios golpes certeros tanto en el abdomen como en la cabeza.

Después de terminar el tercer round, la mexicana se sentó en su esquina y cuando su equipo intentó motivarla para que que saliera con más fuerza para el siguiente asalto.

Sin embargo, ésta se negó a continuar y completamente desesperada imploró a su entrenador que detuviera la pelea.

“No. No. Yo solo quiero llegar con vida a mi casa”, se escucha decir a Alma.

Ante esto, el entrenador le dijo al réferi que detuviera el combate, pues su protegida ya no saldría al siguiente round.

Tal parece que la peleadora mexicana no se sintió segura de poder seguir dando batalla, pues se sintió intimidada por su rival que dominó el encuentro. Afortuna mente las cosas no pasaron a mayores y ahora Alma tendrá que replantear lo que viene en su carrera.

Ibarra tiene una marca ganadora de 10 victorias (5 por nocaut) y dos derrotas.

Apolo Valdés

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".