La gimnasta Simone Biles decidió retirarse de la final de piso en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Biles anunció un día antes su retiro de las finales de salto y barras asimétricas, por lo que ahora resta saber si la estadounidense participará en la viga en equilibrio.

Las expectativas sobre la gimnasta llovieron entre los aficionados de los Juegos Olímpicos; sin embargo, los episodios de ansiedad y desorientación asolaron a la atleta, forzando su inesperado retiro.

En su cuenta de Instagram, Biles contó a sus seguidores mediante historias que padecía de "twisties", un episodio de desconexión entre la mente y cuerpo que no le permite a los gimnastas ubicarse en el espacio.

"A veces, ni siquiera puedo imaginar como girar. En serio, no puedo comprender como girar. Es la cosa más extraña y rara, además de un sentimiento",

detalló la gimnasta en Instagram.

Biles también describió la experiencia como "aterradora" y dijo que ha padecido antes estos episodios por periodos de "dos semanas o más".

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter. La Noticia produjo esta nota con información de The Associated Press (AP).

Foto del avatar

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social y Magíster Scientiae en Literatura Latinoamericana. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario