La campeona olímpica de 2016, Simones Biles, retomará su participación en Tokio por el oro luego de un descanso mental que decidió regalarse.

La estadounidense irá a la final de viga de equilibrios el martes, poco más de una semana después de su retirada de la final femenina por equipos para centrarse en su salud mental.

Estamos muy contentos de confirmar que verán a dos deportistas estadounidenses en la final de viga de equilibrio mañana, ¡¡Suni Lee Y Simone Biles!! ¡No podemos esperar a verlas a las dos!”, dijo el equipo de gimnasia de Estados Unidos en un comunicado.

Biles, de 24 años, logró el bronce en viga en Río de Janeiro hace cinco años y se metió entre las ocho finalistas de la disciplina en el primer fin de semana de la competición en el Centro de Gimnasia de Ariake.

Simone Biles encontró problemas en Tokio

Biles abandonó la final del programa completo por equipos el 27 de julio tras una titubeante actuación en el potro en la primera rotación. Se limitó a ver cómo sus tres compañeras completaban el concurso sin ella y se alzaban con la plata por detrás del equipo que representa al Comité Olímpico de Rusia.

Más tarde, Biles dijo que sufría un bloqueo mental conocido en la gimnasia como “twisties”. Se trata de episodios de desorientación en los que le cuesta trabajo tomar consciencia de en qué lugar se encuentra su cuerpo en relación con el suelo.

Te puede interesar: Problemas mentales de los deportistas: ¿Signo de fragilidad?

Simone Biles en Tokio se había clasificado para las cinco finales individuales, pero se retiró de cuatro: el programa completo, potro, suelo y asimétricas. Lee la sucedió como campeona del programa completo.

Desarrollado por La Noticia con información de AP.

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario