En el mundo del futbol han desfilado una innumerable cantidad de delanteros, algunos son unos verdaderos killers, otros aprovechan el momento y otros, simplemente han servido para rematar, pero hay muy pocos que han sido fuera de serie.

Uno de ellos es el chileno Iván Zamorano, quien en su época fue un crack, jugó para algunos de los mejores clubes de europa y siempre se destacó por su habilidad, además de la capacidad nata para meter goles.

¿Quién era Iván Zamorano, uno de los delanteros más letales en el futbol?

Así es, el “Bam Bam” Zamorano era todo un crack, aunque destacó hasta la época de los 90 cuando llegó con el Real Madrid, cuadro que catapultó su fama en todo el mundo por los excelentes resultados que dio.

Iván Zamorano nació un 18 de enero de 1967 en Santiago de Chile, desde niño mostró gran habilidad con el balón, ya de joven inició su carrera con el olvidado Trasandino y posteriormente emigró al Cobresal, donde anotó 8 goles en 31 juegos.

Estos números no impresionaban a nadie, así que se puso a trabajar y el equipo suizo St.Gallen se fijó en el delantero para llevarlo a sus filas en 1988, donde anotó 34 Dianas en poco más de 50 partidos oficiales.

El Sevilla lo catapultó en LaLiga

Ahí es donde algunos scouts del Sevilla comenzaron a darle seguimiento, en 1990 el club lo compró y anotó 21 goles en casi 60 juegos el “Bam Bam”, algo que llamó la atención del Real Madrid quien estaba a nada de desprenderse de Hugo Sánchez.

De esta forma, Zamorano fue vendido por 5 millones de dólares al Real Madrid, una cifra por encima de lo que otros equipos hubieran pagado, pero que a la larga fue una de las mejores inversiones del club.

El “Bam Bam” la rompió con el Real Madrid

Zamorano se convirtió en el referente del Madrid por los próximos cuatro años, donde anotó 101 goles en 173 partidos y formó una dupla letal al lado del legendario Michael Laudrup para ganar un pichichi.

Además, ganó La Liga en 1994–95, Copa del Rey 1993 y la Supercopa de España 1993, así que el Madrid tuvo una gran época con Zamorano al frente.

Con el Inter formó un trabuco y pocos resultados

Después de esta etapa dorada, Zamorano emigró a Italia con el Inter de Milán, club donde pasó cinco temporadas y su rendimiento cayó notablemente al conseguir 41 goles en más de 140 juegos. En esa época jugaba al lado de Youri Djorkaeff, Diego Simeone, Javier Zanetti y Ronaldo Nazario, era un trabuco de equipo.

Campeón con América y retiro en su país

Después de Europa, el América hizo una contratación bomba al llevar a Zamorano a sus filas, donde jugó un par de temporadas y quedó como Campeón del del Torneo Verano 2001. Al finalizar esta etapa, el “Bam Bam” decidió terminar su carrera como futbolista en 2003 con el Colo Colo.

Con la Selección de Chile, apareció en 69 partidos y anotó 34 goles, donde su logro máximo fue ganar un Bronce Olímpico en Sidney 2000.

Si bien Iván Zamorano no tenía la fama de un Ronaldo o un Zinedine Zidane, fue igual de efectivo y sus logros quedarán para el recuerdo, sobre todo en el Real Madrid.

Emmanuel Gutiérrez

Lic. Comunicación Social. Amante del periodismo, redes sociales, música, techno, deportes y videojuegos. La comunicación es el primer paso para llegar a un acuerdo. egutierrez@lanoticia.com

Deja un comentario