Una de las carreras más emblemáticas del automovilismo a nivel mundial fue conquistada por un piloto originario de Carolina del Norte.

Austin Cindric, quien nació hace 23 años en la ciudad de Mooresville, se quedó con el triunfo en la edición 64 de las 500 Millas de Daytona, en lo que es su temporada de debut en la NASCAR Cup Series.

Apenas necesitó de ocho carreras en la categoría para quedarse con la emblemática competencia.

Cindric se impuso con el auto #2 del Team Penske, cuya empresa es propiedad justamente de su padre, Tim Cindric.

"¡Hablando de un regalo de cumpleaños para el Capitán!", señaló la escudería por medio de su cuenta de Twitter.

La última vuelta, Cindric la completó en 47’199’’, por debajo de su mejor registro que fue de 46’102’’.

Esta es la victoria más grande en la prometedora carrera de Austin Cindric, quien ya se había adjudicado la Serie Camping World Truck de NASCAR en 2017 y la Serie Xfinity de NASCAR en 2020.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Fórmula E vuelve a México: ¿El futuro o la paradoja del ecologismo?

Cabe destacar que Cindric se graduó del Cannon School en Concord, Carolina del Norte.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...