Butler logró un triple-doble para darle la victoria al Heat. (Foto: @NBA)

¡Miami sigue con vida! El Heat derrotó 115-104 a Los Lakers en el tercer juego de la Final de la NBA con un gran juego de Jimmy Butler, que fue fundamental para poner la serie 2-1.

Jimmy Butler terminó el partido con 40 puntos, 11 rebotes y 13 asistencias, que ayudaron a compensar las bajas de los titulares Bam Adebayo y Goran Dragic, ausentes por lesión.

El gran juego de Butler se tradujo en el tercer triple-doble de la Final y el mejor partido en la carrera del alero de Miami, que sacó la casta cuando más lo necesitaba el Heat. Jimmy encestó 14 de 20 disparos de campo.

LeBron James, que se marchó furioso tras la derrota, anotó 25 puntos, 10 rebotes y ocho asistencias. Los suplentes Markieff Morris y Kyle Kuzma anotaron 19 puntos cada uno.

Contrario a los dos primeros juegos de la serie, Anthony Davis no brilló con los Lakers, el ala-pívot no anotó en el primer cuarto ni en el último y terminó el juego con 15 puntos.

Siempre que el Heat parecía despegarse y tomar control del tercer partido, los Lakers encontraron la forma de responder. El Heat tuvo ventaja de dos cifras en tres ocasiones durante el partido, pero los Lakers siempre encontraron la forma de revertir la desventaja; sin embargo, los últimos ocho minutos del partido fueron de Miami y Butler, quien no permitió una derrota más.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario