Jack Ingram, piloto que conquistó cinco campeonatos de NASCAR y ganó más de 300 carreras, murió a los 84 años, informó este viernes el Salón de la Fama de la  categoría.

El Salón de la Fama no reveló detalles del fallecimiento de Ingram. El piloto, consagrado en ese recinto en 2014, vivía en la zona de Asheville, Carolina del Norte, y lo hospitalizaron en mayo.

“Era común ver correr a Jack Ingram en las pistas cortas de todo el sureste la mayor parte de los días de la semana, corría en cualquier lugar y en todas partes. Dominó la división Late Model Sportsman como pocos”, comentó Jim France, presidente de NASCAR.

“Jack Ingram era un piloto de la vieja escuela y el trabajo en su propio carro lo impulsó a la victoria cientos de veces. De nuestros 58 integrantes actuales del Salón de la Fama de NASCAR, él es uno de solamente seis que fue elegido con base en su carrera y sus contribuciones a la popularización de nuestro deporte”.

Jak Ingram, el Hombre de Hierro

Apodado “Hombre de Hierro (Iron Man)" por su persecución incansable en las pistas, Ingram dominó la competición Sportman de NASCAR en la década de 1970. Ganó tres campeonatos de forma consecutiva entre 1972 y 1974 y continuó compitiendo cuando la serie tuvo una transformación y se convirtió en lo que hoy se conoce como la Xfinity Series.

Antes de Kyle Busch, quien ganó su carrera 100 en la Xfinity Series la semana pasada, Ingram fue considerado el piloto más grande en la historia del segundo nivel en la serie dos de NASCAR. Ganó dos campeonatos, incluido el título de la temporada inaugural en 1982, cuando la serie llevaba el nombre de Serie Busch.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario