El Tri le dio la vuelta al encuentro en tres minutos. (Foto: Captura)

Cuando México iba perdiendo 0-1 en el partido amistoso de preparación ante la selección de Corea del Sur, Raúl Jiménez inició una increíble remontada que terminó con tres goles del Tri.

En un error de Corea del Sur en la salida, Luis Rodríguez recuperó el esférico y centró para Raúl Jiménez, quien definió con un suave toque de parte externa a contrapié del arquero asiático para empatar el juego al 67.

Corea se estaba recuperando de su error cuando en tres cuartos del campo, los recién ingresados Orbelín Pineda y Uriel Antuna concretaron una increíble jugada. Pineda filtró un balón para el Brujo, quien marcó el 2-1 ante la salida del arquero al minuto 68.

Los asiáticos no podían creer lo que estaba pasando. La ventaja obtenida en el primer tiempo se les fue de las manos en un abrir y cerrar de ojos.

Pero México no se conformaría con dos goles, la mesa estaba servida y era el momento de aprovechar el envión anímico. En una jugada a balón parado, Carlos Rodríguez centró al área, un zaguero coreano despejó el servicio que le cayó a Héctor Moreno, quien dejó el balón a modo a Carlos Salcedo; el Titán remató como centro delantero y puso el tercer gol del encuentro al 70'.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario