Ochoa busca asistir a su quinta Copa del Mundo en Qatar 2022. (Foto: Captura)

En el último partido del año de la Selección Mexicana frente a Japón, Gerardo el Tata Martino alineó a jugadores que no había alineado con frecuencia. Como resultado, México comenzó el partido contra las cuerdas.

Sin embargo; a la portería regresó el mundialista Guillermo Ochoa, quien con el gafete de capitán hizo sentir su presencia desde temprano con vitales atajadas para evitar la caída de su portería.

La primera gran intervención de Guillermo Ochoa llegó a los 12 minutos. El guardameta del América voló para desviar a tiro de esquina un disparo de media distancia que buscaba el ángulo de su arco.

Minutos después, el asedio nipón fue creciendo y con él, la figura de Guillermo Ochoa, que en un contragolpe japonés, achico perfectamente en un mano a mano para evitar el gol y, atento al contrarremate, volvió a despejar el esférico de su arco.

Después de quedar fuera de la última convocatoria de la Selección Mexicana por una lesión. Memo Ochoa regresó al Tri con la firme convicción de demostrar que es el arquero nacional titular.

En los últimos días, el buen momento del arquero de Pumas, Alfredo Talavera, generó los debates sobre quién debía de ser el guardameta titular en Qatar 2022. Sin embargo, parece ser que Ochoa acabó con el debate ante Japón, demostrando que, cada vez que defiende el arco Tricolor, se viste de héroe.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario