Después de iniciar goleando 4-1 a Francia, México tropezó ante 2-0 ante el local Japón en partido de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La selección olímpica de México fue sacudida por un auténtico vendaval japonés, que en los primeros minutos desconcertó y liquidó con una presión alta a gran velocidad que fue imposible de soportar para el Tri.

Apenas al minuto 6 del tiempo corrido, un desborde a velocidad por derecha marcó el inicio de una pesadilla para México. Doan centró para Kubo, quien le ganó la carrera a Jorge Sánchez y punteó el esférico para marcar el primer gol.

El ímpetu con el que comenzó México fue aplacado rápidamente por los nipones.

Siguiendo la cultura japonesa, Luis Montes aplicó un harakiri para la escuadra azteca. Al igual que en el primer encuentro contra Francia, el central volvió a cometer un penal por una precipitada barrida dentro del área.

Doan se encargó de hacer efectiva la pena máxima desde los 11 pasos y Japón ya ganaba 2-0 en apenas 11 minutos. El nerviosismo llevó a los centrales mexicanos a cometer errores en la salida con balón controlado, factor que les favoreció frente a los galos.

El duo de centrocampistas mexicanos era ampliamente superado por los asiáticos, que no paraban de presionar intensamente cada vez que México tenía el balón, generando así errores que aprovechaban con velocidad.

México logró equilibrar un poco el trámite del encuentro, pero Japón seguía siendo ampliamente mejor dentro del terreno de juego. Los locales ejecutaban su estrategia con claro orden línea por línea.

La primera mitad fue un trago de agua fresca para el Tri, que no sabía qué le había pasado por encima; una auténtica maquinaria nipona.

Con el marcador a su favor y el control del juego, Japón bajó la intensidad en el segundo tiempo y sobrellevó el encuentro apretando de vez en cuando. Unas de su proyecciones al frente terminó con la expulsión del central mexicano Johan Vázquez.

El Tricolor logró hacer que su hombre menos no se notara y en los últimos minutos, Roberto Alvarado descontó para darle esperanza a su escuadra.

México se lanzó al frente y estuvo cerca de encontrar el gol del empate (no merecido) en la recta final del encuentro, pero el guardameta de Japón aseguró el triunfo de su equipo con una gran intervención.

Japón lidera el grupo A con seis unidades. Ya clasificado, el equipo local enfrentará a Francia en el último cruce de Fase de Grupos.

Por su parte, México se ubica en la segunda posición gracias a los cuatro goles que convirtió ante Francia. Los aztecas se medirán ante Sudáfrica en busca de su pase a Cuartos de Final.

Foto del avatar

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario