México ganó sus dos duelos ante rivales asiáticos. (Foto: @miseleccionmx)

Aplausos para el director técnico de la Selección Mexicana, Gerardo el "Tata" Martino. El argentino sufrió su pero primer tiempo en lo que va de su era, pero al descanso hizo cambios brillantes que le dieron la victoria 0-2  frente a Japón.

Con cambios en su once titular, México no encontró su mejor funcionamiento en el inicio del partido, situación que aprovechó el conjunto japonés para tomar el control del encuentro.

Para fortuna de México, un brillante Guillermo Ochoa regresó a la portería en un plan grande y mantuvo al Tri en el partido con brutales atajadas para mantener su arco en cero.

El medio tiempo fue un bálsamo para México, que reculó con los ingresos de Edson Álvarez en el medio campo y Luis Rodríguez por la banda derecha.

La Selección Mexicana comenzó a funcionar de forma óptima, Álvarez dio solidez al medio campo y liberó a Luis Romo, quien jugó con mayor libertad.

Pizarro comenzó a conectarse con Jiménez, Lozano y Orbelín, quien inició la jugada que le dio el primer gol del partido a México con un brillante taquito que descontroló a la defensa nipona.

Como en el partido ante Corea, los goles mexicanos cayeron en cuestión de minutos. Primero Raúl Jiménez y después Hirving Lozano, quien fue asistido por Henry Martín, otro cambio efectivo de Martino.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario