El peruano Alex Callens marcó el penal decisivo con el que el New York City FC se coronó en la Major League Soccer por primera vez en su historia, tras derrotar a los Portland Timbers.

El argentino Valentín “Taty” Castellanos abrió el marcador en la primera mitad y pareció que el conjunto neoyorquino se coronaría en el tiempo regular y sin tanto suspenso.

Sin embargo, el chileno Felipe Mora logró el empate en el descuento.

Los tiempos extra transcurrieron sin que ningún equipo anotara. El penal convertido por Callens selló la victoria del NYCFC por 4-2. El arquero Sean Johnson atajó los tiros de Mora y del argentino Diego Valeri desde los 11 pasos, con lo que fue nombrado el Jugador Más Valioso de la final.

“Todo el recorrido de este año fue una locura. Hubo muchos altibajos”, comentó Johnson. “Hablamos entre nosotros antes del partido y simplemente dijimos que teníamos una oportunidad colosal de hacer que todo valiera la pena. Uno espera siempre estos momentos. Ser el Jugador Más Valioso de la final significa mucho para mí, pero significa más levantar la copa con este club”.

NYCFC celebró ruidosamente el tanto de Callens, mientras que Valeri se desplomó incrédulo en la cancha. Un grupo de jugadores visitantes acudió a la esquina opuesta del graderío, para festejar con los escasos hinchas que los acompañaron.

El equipo neoyorquino, que se incorporó a la liga apenas en 2015, jamás había avanzado siquiera a la final.

Los jugadores de Nueva York se quedaron en la cancha mucho tiempo después del partido. El técnico Ronny Delia se quitó la ropa hasta quedar en calzoncillos. Luego, levantó el trofeo, mientras los jugadores bebían champán.

Castellanos, quien sumó 19 goles en la campaña regular para conseguir el Botín de Oro, volvió a la alineación, tras perderse la final de la Conferencia Este ante Filadelfia.

El delantero de Mendoza recibió una tarjeta roja en las semifinales de conferencia ante el Revolution de Nueva Inglaterra, que había sido el mejor equipo de la temporada regular. NYCFC se impuso en ese duelo por penales, tras un empate de 2-2.

La victoria por 2-1 en Filadelfia dio al NYCFC su primer boleto para la final de la liga. El conjunto avanzó como cuarto preclasificado del Este.

Portland fue también cuarto preclasificado. Eliminó a los Rapids de Colorado, líderes del Oeste, en el Día de Acción de Gracias, antes de doblegar 2-0 al Real Salt Lake en el Providence Park.

Se coronó así en el Oeste y obtuvo la ventaja de local para el encuentro por el cetro.

Los Timbers conquistaron el campeonato de liga en 2015 y disputaron la final en 2018, aunque cayeron ante Atlanta.

Portland recuperó al colombiano Dairon Asprilla, suspendido para el duelo ante el RSL por una expulsión en el triunfo sobre los Rapids.

El volante argentino Sebastián Blanco quien sufrió una lesión de corva ante Colorado y tampoco jugó frente a RSL, volvió también a la alineación de inicio.

Con información de AP

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario