En junio pasado, la FIFA impuso una sanción de dos partidos sin público a la selección de México por los gritos homofóbicos realizados por su afición durante los despejes del portero.

Dicha sanción se derivó de los gritos realizados en el torneo clasificatorio de la Concacaf hacia los Juegos Olímpicos.

Sin embargo, por las calles de Charlotte —previo al México vs Ecuador— algunos mexicanos portaban un sombrero con la leyenda “¡Puto!”, en alusión al grito prohibido.

El precio de dichos gorros rondaba en los $15.

Borgetti pidió no más grito por el bien de México

Minutos más tarde, el máximo goleador de la Selección Mexicana del Fútbol en partidos oficiales, Jared Borgetti, hizo un enérgico llamado público para evitar el grito.

“Ya nos castigaron, ya les han insistido, han hecho propaganda para que no vuelvan más a decir la palabra y seguimos insistiendo”, dijo en un evento previo al juego de México y Ecuador.

“Sé que no lo hacen con ninguna mala intención, lo hacen por reírse, por sacar lo que quieran”.

“Pero creo que si tenemos un poquito de consciencia, podemos ayudar”.

“Si a un lado tenemos a un compañero o a un amigo, o a alguien que esté dentro del estadio le podemos decir ‘Sabes qué carnal, no estás en contra de la Selección Mexicana, estás yendo contra mí”.

La FIFA ha advertido en múltiples ocasiones a México sobre esta mala práctica de su afición.

Y aunque poco a poco se ha logrado evitar en algunos partidos, sigue siendo un mal que arrastra el equipo verde.

“Para la siguiente ocasión, la Selección Mexicana no va a venir a jugar aquí, porque la afición se va a portar mal, así que nosotros podemos ayudar”, puntualizó Borgetti.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Exfutbolista mexicano, Claudio Suárez, invita a vacunarse a latinos de Charlotte

Tata Martino: con jóvenes a prueba en Charlotte y su última postura sobre Chicharito

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario