Las nuevas instalaciones de entrenamiento de los Carolina Panthers están comenzando a tomar forma.

Un poco más allá de la línea del estado de Carolina del Sur en Rock Hill, vigas de soporte de acero están emergiendo del suelo en un terreno rocoso y polvoriento de 240 acres (971,040 metros cuadrados).

Los vehículos de construcción se apresuran y grandes grúas ponen vigas de metal en su lugar en un sitio que los trabajadores llaman "La Roca".

Después de haber sido retrasado por acuerdos contractuales y financieros de la ciudad de Rock Hill y el Condado de York, aunado a la pandemia, los primeros signos de la estructura del edificio se pueden ver desde la carretera.

La preciada idea del propietario multimillonario de los Panthers, David Tepper, se acerca a los $800 millones en dinero público y privado para la construcción del complejo.

Se espera que el mismo sea contemplado junto con el de los Dallas Cowboys y Minnesota Vikings, como la mejor sede de un equipo en la NFL.

Está contemplado que se entregue el proyecto en el 2023.

"La Roca" albergará todas las oficinas del equipo y las instalaciones de entrenamiento, junto con tres campos de práctica de césped al aire libre, un campo artificial interior y otro campo artificial al aire libre.

El último estará dentro de un mini estadio para 5,000 espectadores que podrá albergar partidos de escuelas, conciertos y varios eventos más.

Sin embargo, la casa de los Panthers seguiría siendo el Bank of America Stadium con sede en Charlotte, Carolina del Norte.

Mark Hart, vicepresidente y jefe de operaciones de los Panthers, dijo que la instalación está diseñada para ayudar a que el equipo gane un Super Bowl.

"The Rock es principalmente para que los Carolina Panthers sean más eficientes y obtengan una ventaja competitiva, retengan y atraigan jugadores”, dijo Hart.

“Cuando David Tepper llegó aquí, comentó que lo que tienen los otros equipos, nosotros no lo tenemos. Bueno, hemos cambiado la narrativa”, añadió.

Cuando Tepper asumió el cargo de propietario del equipo en 2018, los Panthers no tenían instalaciones de práctica bajo techo.

Una vez que la sede esté completa, todavía habrá alrededor de 75 acres de terreno disponible en la propiedad etiquetada para hoteles, tiendas, restaurantes y otras instalaciones.

La estructura de 600,000 pies cuadrados tiene cinco pisos de altura e incluirá un total de 8,875 toneladas de acero estructural.

Además, serán más de 75 millas de conductos de PVC, 2.5 millones de pies de alambre y 4,145 artefactos de iluminación.

Actualmente hay más de 340 trabajadores en el sitio, pero esos números aumentarán a 800 en la fuerza laboral máxima, y ​​el equipo está utilizando 118 empresas de la zona.

El lunes 23 de agosto, el Consejo del Condado de York acordó su fin del trato para llevar las instalaciones a Rock Hill.

El concejal del Condado de York, Bump Roddy, dijo que el acuerdo se llama "Proyecto Avalancha".

Requiere que la ciudad renuncie a todos sus ingresos por impuestos a la propiedad del proyecto por hasta 30 años.

El Distrito Escolar de Rock Hill pondría el 75 % de sus ingresos de los Panthers en el acuerdo y el Condado de York pondría el 65 % de los ingresos que recauda.

Los fondos se destinarían a $225 millones en infraestructura del proyecto.

Con información de Associated Press.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Los Panthers apuestan por sabor latino para sus partidos de NFL

Festival de fans de los Carolina Panthers este fin de semana en Charlotte

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario