Kevin Durant se convirtió este sábado en el jugador de basquetbol más importante en la historia olímpica de Estados Unidos.

La Araña tomó la pelota a 10 segundos del final ante Francia, con tres puntos de ventaja recibió una falta y luego, con toda la tranquilidad del mundo, anotó los dos tiros libres para que el partido quedara 87-82 para Estados Unidos y quedarse así con el oro olímpico.

'Es el tipo que está tranquilo bajo presión. Encesta los grandes tiros', Comentó el entrenador asistente de Estados Unidos, Steve Kerr.

29 fueron los puntos con los que terminó el partido Durant, uno menos que en sus dos finales olímpicas pasadas. Cuatro veces el máximo anotador de la NBA, hoy se convirtió en el más grande del baloncesto olímpico.

A sus tres medallas olímpicas hay que agregarle que superó a Carmelo Anthony como máximo anotador en la historia del baloncesto masculino estadounidense.

'Estoy feliz de estar aquí. Estoy feliz de formar parte de este grupo de por vida', dijo un emocionado, y de nueva cuenta campeón olímpico, Kevin Durant.

Daniel González

Periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García en México y con 17 años de experiencia. Amante de los viajes y las historias que de ellos emanan. Un buen libro, una buena película...

Deja un comentario