La corriente de entrenadores europeos será la encargada de tomar las riendas de Charlotte FC en su temporada de debut en la MLS.

El nuevo equipo en expansión de la Major League Soccer dio otro golpe mediático con la contratación del italiano Christian Lattanzio como entrenador asistente.

El ex coordinador técnico del equipo de desarrollo élite del Manchester City inglés, se integrará al grupo comandado por el DT español Miguel Ángel Ramírez.

"Estamos muy emocionados de darle la bienvenida a Christian al equipo", dijo el Director Deportivo de Charlotte FC, Zoran Krneta.

“Christian tiene una gran trayectoria con la MLS y aportará conocimientos y experiencias invaluables al cuerpo técnico de Miguel”.

“Sus valores futbolísticos, su filosofía y, lo más importante, su estilo de juego, están alineados con el Club, lo cual significa que es una gran contratación para Charlotte FC”, añadió.

Cabe destacar que Lattanzio ya tuvo un paso por la MLS, donde se desempeñó como asistente del New York City FC entre 2016 y 2018.

El italiano, de 49 años, ha trabajado con entrenadores legendarios como el francés Patrick Vieira y los italianos Fabio Capello, Gianfranco Zola y Roberto Mancini.

"Me siento privilegiado de integrarme al cuerpo técnico de Charlotte FC, es el momento perfecto para experimentar de nuevo la cultura de la MLS", dijo Lattanzio.

"Estoy comprometido a trabajar con Miguel y todo el equipo para jugar fútbol competitivo, entretenido. La pasión de los fanáticos me inspira a dar lo mejor de mí”, agregó.

Christian firmó un contrato de tres años con Charlotte FC.

Además de su función con el primer equipo, también trabajará con el Charlotte FC Academy para ayudar a desarrollar a los jugadores jóvenes.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Charlotte FC tendrá fiesta para inicio de Copa Oro y Final de Copa América: ¿Cómo asistir?

Charlotte FC busca Jefe de Fanáticos para su debut en la MLS

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario