Las uñas son parte de tu personalidad y merecen un cuidado con atención a las necesidades específicas. Acá te presentamos sencillos consejos que puedes seguir para lucir las uñas que dirán lo mejor de ti.

Las manos relatan la historia de las personas. Tanto hombres como mujeres deben prestar atención a su apariencia. Una parte importante de atender las manos es proteger las uñas. Su exposición a todo lo que tocamos y tratamientos de belleza, mala alimentación o falta de nutrientes generan daños que exigen algunas acciones.

Falta de hidratación

Así como el cuerpo las uñas también se deshidratan. Una efectiva  manera de recuperar la hidratación es sumergirlas en aceite de oliva por alrededor de cinco a diez minutos. Antes de lavarlas puedes masajear las uñas permitiendo que los nutrientes aceitosos penetren.

Uñas quebradizas

Las uñas frágiles se quiebran con facilidad. El mejor ingrediente natural para endurecerlas es el ajo. Machaca varios ajos y agrégalos a un esmalte transparente (brillo). Úsalo regularmente en tus uñas para que siempre estén fortalecidas.

Aparición de manchas

El esmalte usado por mucho tiempo, el cigarrillo y otras sustancias pueden dar un aspecto amarillento a las uñas. Recupera su color natural sumergiéndolas en el zumo de un limón por unos cinco minutos. Repite el proceso máximo tres veces por semana hasta lograr el resultado esperado.

Crecimiento lento

¿Pasan los meses y tus uñas están del mismo largo? Estimula el crecimiento dando masajes constantes con tus propios dedos. Usa una crema humectante o aceite esencial de tu preferencia. Este ejercicio activa la circulación sanguínea en esa área promoviendo el crecimiento.

Consejos adicionales

Déjalas respirar

La necesidad de mostrar uñas a la moda nos hace olvidar que ellas también merecen un respiro. Eventualmente déjalas totalmente naturales, bien cortadas o limadas, pero sin esmalte. Recuerda que al finalizar cada proceso al que las sometas (esmalte, acrílicas, gel, polvos) dañan la base de tus uñas.

Mantén la cutícula

En lugar de cortar la cutícula debes protegerla como ella lo hace con la uña. Hidrátala con cremas humectantes y empújala hacia la base pero no la quites.

Alimenta tus uñas

Lo que comes se refleja en tus manos. Beber mucha agua es la regla principal. Consume alimentos ricos en ácidos grasos: lácteos, huevos, nueces. Las vitaminas A, B y C presente en las frutas y vegetales no pueden faltar en tu dieta por la belleza de tus uñas.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Leave a comment