El verano es la época más caliente del año. Los niños están de vacaciones y por lo tanto muchas familias deciden disfrutar de esta época haciendo actividades al aire libre o visitando lugares donde se puedan refrescar como la playa, piscinas, lagos y cualquier otro lugar acuático. Por esta razón, le compartimos algunos consejos para que tenga un verano refrescante, muy divertido y seguro con su familia.

Enseñe a sus hijos a nadar

Es una buena idea que si usted no sabe nadar, aprenda a hacerlo, y que si su hijo tiene más de 4 años, aprenda también. Los niños menores de 4 años pero mayores de un año también pueden beneficiarse de las clases de natación; aunque, antes de inscribir a su hijo en alguna clase, consulte primero con su pediatra.

Si su niño sabe nadar, no asuma que no puede correr el riesgo de ahogarse. Todos los niños necesitan ser supervisados por adultos mientras están en el agua, independientemente de su nivel de natación.

Salvavidas adecuado para su niño

Recuerde siempre los chalecos salvavidas para sus hijos. Lea las recomendaciones sobre el peso y estatura en la etiqueta del salvavidas y pruébeselo a su niño para asegurarse que es de su talla.

Para niños menores de 5 años, elija un chaleco provisto de correa entre las piernas y soporte para la cabeza. Los chalecos inflables y los flotadores que se colocan en los brazos, no son una protección eficaz contra el ahogamiento.

No se tire de cabeza ni deje que sus hijos lo hagan

Entre siempre de pie al agua para evitar lesiones en la columna vertebral.

No confíe en solamente en lo que ve. Hay muchos lugares donde el fondo no se puede ver, pudiera haber poca profundidad y como consecuencia, puede golpearse la cabeza contra el fondo o alguna roca u objeto y lesionarse. En ese caso podría correr el riesgo de tener una parálisis permanente.

Vigile en todo momento a los niños

No deje a un niño solo cuando esté en el agua o cerca de ella.
Si usted tiene que alejarse de la piscina, el baño o la zona acuática aunque sea sólo por un momento, llévese a los niños con usted.

Esté atento a su cuerpo

Salga inmediatamente del agua si advierte algún síntoma extraño.

Si mientras se baña siente escalofríos, fatiga, dolor de cabeza o en la zona de la nuca, picores, mareos, vértigos o calambres; salga rápidamente del agua.

Utilice equipo de protección

Recuerde siempre los chalecos salvavidas, calzado especial para el agua, su protector solar, gorra, gafas, sombrilla y cualquier otro instrumento que lo proteja de los rayos del sol y lo mantenga seguro en el agua.

Mantenga siempre la higiene

Recuerde que está compartiendo el uso de las instalaciones con otras personas. Así que dúchese antes y después de entrar en el agua y anime a sus hijos a que acudan al servicio sanitario (baño) antes de bañarse.

No baje la guardia

Practicar y seguir medidas de seguridad junto con su familia y amistades hará que se sienta más relajado para disfrutar esta linda época. Así que prepárese y que pasen un verano refrescante, divertido y seguro en familia.

Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment